Archivo de la etiqueta: Social media marketing

Sin objetivos ni control, no hay plan

¡Hola a todo el mundo!

Estudiando en publicidad y sobre todo en concreto los procesos de creación y ejecución de campañas, estrategias, eventos, etc, siempre se nos dice que existe un apartado de control, de análisis de los resultados, al que muy de costumbre no se le da la importancia necesaria.

El mundo del Social Media no es una excepción, en muchas ocasiones las empresas cometen el error de percibirlo como una función en si misma, como una cosa a parte, alejado del entramado estructural y sin la necesidad de conectarlo con las funciones del negocio. Cuando, realmente el plan de Social Media es una herramienta de comunicación y debería ser parte del plan global de la empresa, llegando a ser una pieza clave para el futuro comercial de esta.

El Social Media debe ser una herramienta de apoyo para los departamentos de recursos humanos, marketing, atención al cliente e incluso de desarrollo de producto. Y como es lógico, cada función de apoyo, dependiendo del departamento tiene sus propias metas y objetivos.

En las estrategias de Social Media, tal y como nos dicen Pedro Rojas y Maria Redondo, existen dos definiciones claras:

Metas: define el destino final, el estado al cual queremos llegar como organización, una vez hayamos integrado elementos del social media marketing.

Objetivos: representan elementos específicos, que pueden ser medidos de forma cuantitativa o cualitativa. Se caracteriza por ser finito en el tiempo y estar relacionado con un aspecto en el plan de social media marketing.

Podemos afirmar que las metas están formadas por diferentes objetivos, que nos marcan la ruta hasta ese destino final. Un ejemplo podría ser la siguiente; si nuestra meta es conseguir más ventas a través de nuestro sitio web, un objetivo podría ser aumentar el número de visitas de este. 

Como responsables y profesionales del Social Media como primer objetivo debemos hacer que nuestra estrategia esté totalmente integrada en la estructura general de la empresa.

En el próximo post, publicaré cómo determinar los objetivos de nuestra estrategia y cuáles deben ser los indicadores cualitativos y cuantitativos que debemos tener en cuenta.

niño prisma

Hoy, me quedo con esta frase…

“Lo que no se mide, no se controla. Lo que no se controla, no se puede mejorar”

Que tengáis un día genial

Anuncios

Cómo añadir tu Twitter a tu fan page de Facebook

¡Hola a todo el mundo!

Hoy vamos a ver de forma muy rápida cómo podemos añadir nuestro perfil de twitter a nuestra fan page de facebook como yo misma he hecho y podéis ver en la siguiente imagen.

Twitter For Page, Twitter, Fan page Facebook, Social Media1 – Lo primero que debemos hacer es, en el panel de búsqueda de Facebook, introducir el texto “Twitterforpage” o clicar en este enlace.

Twitter For Page, Twitter, Fan page Facebook, Social Media2 – En este momento, si lo hemos buscado directamente desde una de las páginas que gestionamos, nos obligará a seguir con la acción desde nuestro perfil de Facebook con el que gestionamos dicha página. Le damos al botón “continuar como -nombre de nuestro perfil- y seguimos adelante.

Twitter For Page, Twitter, Fan page Facebook, Social Media3 – Ahora nos mostrará una pantalla con algunas de las características de la aplicación, en ese momento, tan sólo tendremos que clicar en el botón “Install & Setting“.

Twitter For Page, Twitter, Fan page Facebook, Social Media

4 – En ese momento se nos abrirá una ventana emergente, en la que deberemos elegir en cual de nuestras páginas de facebook queremos añadir la App de twitter y posteriormente tan sólo tendremos que clicar en Add Page Tab

Twitter For Page, Twitter, Fan page Facebook, Social Media

5A continuación nos pedirá el usuario de Twitter que queremos asociar a esta fan page de Facebook, no necesitamos la contraseña, ya que es simplemente una asociación y nunca podremos publicar desde esta aplicación de facebook en el time line de twitter. Con lo que podríamos linkar cuentas ajenas o de algún interés que tengamos. En mi caso, en este espacio he tenido que escribir mi usuario de twitter: @Cafeyfotocopias

Twitter For Page, Twitter, Fan page Facebook, Social Media

6 – Una vez la hayamos añadido, se nos mostrará una vista general de como los usuarios verán nuestro TM (Time Line) de Twitter en nuestra fan page de Facebook. 

twitter for page 7

7 – Ahora, volvemos a nuestra página de Facebook y podremos ver que la pestaña se ha añadido a nuestros favoritos.

Si clicamos en la flechita (que apunta hacía abajo) que se encuentra a la derecha de nuestros favoritos, podremos gestionar, ordenar, borrar… todos nuestras apps instaladas.

Entre estas opciones tenemos:

Cambiar el orden de aparición de las apps o diferentes favoritos: decidir cuales se muestra a primera vista y en qué orden.

Eliminar de favoritos

Editar la configuración: dónde podremos cambiar el nombre de las apps, las fotografías que aparecen por defecto ( en este caso el reconocido pájaro de Twitter) o eliminar la propia pestaña.

Twitter For Page, Twitter, Fan page Facebook, Social Media

Enlace a esta pestaña, que tal y como su nombre indica nos proporciona un link http que nos dirige a nuestro Time Line de la app.

Desinstalar la aplicación: que lógicamente nos hará desinstalar esta app.

¡Y bien, ya tendremos nuestra cuenta de twitter en nuestra fan page de facebook! Además existen otras apps, como pueden ser youtubeforpage o bandcampforpage.

Espero que os sea útil este post y para cualquier duda, no dudéis en preguntar.

Que tengáis un día genial

Las 5 leyes de la publicidad digital

¡Hola a todo el mundo!

Con la revolución digital que hemos vivido y los cambios que han sufrido los medios y el mundo de la comunicación, hemos llegado a un universo en el que la publicidad se basa en identificar contenidos con los que trabajar nuestra marca, entendiendo que al consumidor le llegan muchos mensajes de nuestra marca, desde diferentes puntos y que estos se complementan, con lo que debemos “controlarlos” todos.

Evidentemente esto depende del ciclo de vida en el que se encuentre nuestra marca y de las herramientas comunicativas que tengamos a nuestro alcance. Según Miguel Campany, profesor de Creatividad y Branding en la “Universitat Autònoma de Barcelona”, actualmente tenemos que realizar dos pasos, en primer lugar definir los contenidos que hemos de trasladar a nuestro público y en segundo lugar, elegir las herramientas que nos ayudarán a hacerlo lo mejor posible (internet, tv, prensa…). Campany dice que, independientemente de las combinaciones que realizamos existen 4 “leyes” básicas que la revolución digital ha convertido en poco menos que incontestables:

La ley del DIÁLOGO

Las marcas nunca volverán a ser superiores, nunca volverán a comunicarse de una forma unidireccional. Las marcas deben conversar, compartir historias y experiencias con sus consumidores y seguidores.

La ley del GRUPO

Esta ley debe ser desde dentro y también a fuera.

A dentro: el branding debe contemplar la pluralidad, seremos un equipo, no tan sólo una persona sola los que construyamos los contenidos de una marca

A fuera: ya no se puede entender al target como una masa homogénea, aunque tampoco a cada consumidor de una forma aislada, nuestro target es un grupo y así es como debemos concebirlo.

La ley del CONTAGIO

Como en las películas de zombies, en el sector de la comunicación actual, la viralidad juega un gran papel. La viralidad es necesaria para que nuestros contenidos circulen socialmente, de grupo en grupo y a una gran velocidad.

La ley del GPS

Cada vez más, las marcas deben estar en cotinua evolución y deben jugar con elementos como la geolocalización, ayudando así a activarse entre sus consumidores, estimulando las experiencias de consumo. Foursquare o Groupon son grandes empresas, que se han desarrollado gracias a esta tecnología. 

La ley de la ATRACCIÓN

Esta es la ley más importante según Campmany, pero necesita de todas las demás.

Los clientes han dejado de ser partes de una masa, para tener la libertad de elegir, gracias a que las audiencias se han fragmentado y ahora las marcas ya no son las monarcas del mercado.

Las marcas ya no pueden imponer a través de la fuerza su elección, ahora tienen que seducir a los consumidores, más bien conocidos como usuarios preparados y con libertad para elegir.

Puede que las marcas sean seductoras desde su nacimiento o que deban entrenarse para sobrevivir, pero al fin y al cabo deberán saber seducir. 

¿Qué os parecen estas leyes? ¿Las cumplís en vuestros blogs o empresas?

Que tengáis un día genial.

5 cosas que un Community Manager NO debe hacer…


¡Hola a todo el mundo!

Al mismo tiempo que un becario NUNCA debería hacer cafés ni fotocopias…

un Community Manager NO debería… (por Carolina Velasco (@santaspalabras) especialista en la gestión de redes sociales)

1 – Creer que con ser simpático basta

No vale con ser empático y estar disponible. Un buen Community Manager debe ser un buen estratega y analista, a fin de optimizar las plataformas sociales y las estadícistas de tráfico inherentes a la marca a la que representan.

2 – Dejar de aceptar sus errores y/o los de la marca

El CM es la cara visible de la marca, así que si existe un error o el producto no funciona y un usuario lo hace público en la comunidad, es nuestra obligación darle respuesta. En primer lugar, porque esa es la razón de ser de nuestra tarea y en segundo lugar, porque en Internet todo puede propagarse de una forma rápida y abrumadora y está en nuestras manos evitarlo.

El CM debe de actuar de inmediato, mediante el sentido común (aceptando las críticas y demostrando un esfuerzo por curar la herida producida) con el fin de parar el golpe contre el branding de la marca, que podría acabar afectando a su reputación.

3 – Olvidar que en la crisis está la oportunidad

Cómo hemos dicho en el nº2, un Community Manager tiene la oportunidad de sanar una crisis, justamente demostrando su capacidad para hacer bien su trabajo. Ante las críticas, debemos aceptarlas y seguir hacia delante mostrando nuevas áreas de calidad, haciendo un esfuero específico por aumentar la foncianza dañada anteriormente. Los usuarios de la web social son más exigentes que nunca y por eso debemos crear un entramado social eficiente y apostar siempre por la máxima calidad.

4- Estancarse en lo que ya conoce

La profesión de Community Manager es relativamente nueva y mucha de su formación y aprendizaje se ha llevado a cabo con la dinámica del ensayo-error.

La mayoría de las marcas y grandes empresas internacionales están estancadas en la economía tradicional y no cabe duda que la empresa social actual se rige por otros valores, que deben ser compartidos por las empresas y conocidos y utilizados por los CM.

Los Community Managers deben ser personas creativas y muy curiosas, entregadas a las novedades, sin miedo a un aprendizaje contínuo, lo que les permitirá seguir ofreciendo la mayor calidad a la comunidad online.

5 – No hacerse responsable de un hecho

Un buen Community Manager de responsabilizarse de un hecho, aguantando la presión que se le ejerce desde el exterior (la comunidad) y desde el interior (la empresa). Un CM tiene que desarrollar la templanza necesaria para lidiar con el estrés asociado a la profesión que ejerce de forma permantente e ilimitada en horarios.

Community Manager, Social Media Marketing, Online Reputation

Un buen Community Manager debe estar SIEMPRE dispuesto

¿Qué opináis? ¿Estáis de acuerdo con Carolina?

Que tengáis un buen día.