Archivo de la etiqueta: Branding

Los 7 principios de la marca según Joaquín Lorente

¡Hola a todo el mundo!

Hoy he cogido un gran (tanto en sentido figurativo como literal) libro sobre Joaquín Lorente y su publicidad, el creativo que cambió la publicidad en España. El libro se titula “La publicidad de Joaquín Lorente” y es de Ricardo Rabella, el que después de redactar un poco sobre la vida de Lorente nos premia con los principios sobre la marca según el gran publicista. A continuación quiero compartir con vosotros siete de los principios que más me han llamado la atención, así que vamos allá con los 7 principios de la marca según Joaquín Lorente.

Para empezar y sin preámbulos, una gran verdad: Una marca es un valor en la mente del consumidor y debe superar la prueba del tres. 

La prueba del tres:

1- El valor debe ser capaz de sintetizarse en una palabra

2- El mercado debe reconocer el valor que la marca transmite

3- El valor debe ser superior al que ofrecen los competidores

Y a continuación vamos allá con los 7 principios sobre la marca según Joaquín Lorente: 

1. Es absurdo “ir a por todas”. Nadie puede contentar todos los gustos. Esto no le sucede ni al agua.

2. Elegida una diana hay que comprometerse y dar mucho más que el máximo. A quienes les tiembla el pulso, difícilmente dan en el blanco.

3.  Sólo se consigue abrir boquete disparando siempre al mismo sitio. No ha existido ninguna marca líder en un valor que cambiándolo lo haya vuelto a conseguir.

4. Un valor es un concepto. Las formas utilizadas para transmitirlo son tan determinantes para el éxito/fracaso como el propio valor.

5. El valor debe definir la actitud global de la empresa frente al consumidor, desde el packaging al servicio de los/las telefonistas.

6. El producto debe responder a las expectativas creadas. Para cada mercado existen unas expectativas concretas.

7. El valor debe partir de conceptos simples, que se entiendan a la primera y por cualquier consumidor potencial. Si no es así, no funciona. 

diane

 

Espero que os haya gustado este post y os invito a compartirlo en vuestras redes sociales.

Si queréis saber más cosas sobre Joaquín Lorente, os porpongo visitar y disfrutar del siguiente portal, Piensa, es gratis.

¡Que tengáis un día genial!

Anuncios

La reputación es una bomba de relojería

¡Hola a todo el mundo!

Siguiendo con los aprendizajes de la Social Media Week, hoy vamos a por una visión sobre la reputación online y offline de la que se habla cada vez más, esta vez de la mano de @OTrabazos, CEO de @BrandRain.

Actualmente, hemos pasado de la economía de la atención a la de la reputación. Años atrás lo que se tenía en cuenta desde las empresas eran tan sólo los números, las ventas y las analíticas. Sinceramente, tampoco creo que las cosas hayan cambiado de forma drástica, pero sí es verdad que cada vez se va teniendo más en cuenta lo qué se dice de las corporaciones, cómo, quién, cuándo y dónde se dice, dándole voz e incluso preguntándole al consumidor. 

La reputación está formada por percepciones, lo que la define como un concepto abstracto, ya que se alojan en la mentalidad del consumidor. Es decir, que la reputación de una marca o producto se forma por las diferentes ideas que se tienen de ella, con lo que podríamos afirmar que la reputación es social y colectiva.

Tal y como dijo @OTrabazos, la reputación se construye y se destruye, pero no se puede gestionar. Y además, hay que tener en cuenta que cada vez es más difícil construirla y más fácil destruirla, dada la facilidad de interacción y de expresión que han ido consiguiendo los usuarios con canales como las redes sociales, y la maduración continua de éstos.

Una marca no puede controlar o gestionar su reputación, como si de una cosa fija y única se tratara, como se creía en épocas pasadas. La reputación se ve afectada y se va modificando con los objetos y dificultades que va encontrando en el camino. Es por eso que debemos saber escuchar al usuario, en el máximo de canales, aunque cabe aceptar que no podemos estar en TODOS los sitios. Por eso @OTrabazos nos daba el consejo siguiente: No se puede seguir todo en volumen, pero sí en relevancia. No podemos estar en todos los canales, pero sí en los que se habla de nosotros. 

Además cabe saber que a la reputación de una marca le afectan tanto los efectos online como los offline, ya que en muchas ocasiones una cosa que pasa en la red sobre pasa los límites y se traslada a la vida real y también al contrario. En este apartado se hace muy importante el saber diferenciar entre el ruido y lo que afecta realmente a la reputación de la marca, corporación, producto, etc. Debemos saber si la crisis es global, a nivel internacional o afecta en un marco local, si realmente la crisis es externa o tan sólo afecta a la directiva, lo que puede no importar en absoluto al usuario, etc.

En el ámbito de lo social, en el que también se incluye la publicidad y la comunicación, las cosas no son fijas y la reputación no es una excepción y por eso, para acabar este tipo de ensayo sobre la reputación, me gustaría compartir la enseñanza de @OTrabazos sobre la reputación:

Podríamos decir que la reputación = bomba de relojería porque es dinámica e inestable. 

¡Que tengáis un día genial!

Cómo hacer un mapping de posicionamiento

¡Hola a todo el mundo!

En otras ocasiones ya hemos hablado del posicionamiento, como es en el caso del post “El Posicionamiento de una Marca“. Hoy, seguiremos con este tema, haciendo especial hincapié en una de sus herramientas conocida como “Mapa de posicionamiento o perecptuales” o “Mapping”.

Cuando estamos realizando el estudio necesario para posicionar o re-posicionar nuestra marca uno de los ejercicios a realizar es determinar los atributos más atractivos o importantes que tendrán en cuenta los consumidores del sector al que nos dirijamos, además de posicionar los productos de la competencia, con el objetivo de encontrar un hueco donde ubicar nuestro producto.

 Para poder realizar un mapa de posicionamiento, lo primero que deberemos hacer es elegir estos atributos anteriormente citados, mediante una investigación de mercado, donde se preguntará a los consumidores por la valoración de esos atributos.

La investigación puede llevarse a cabo de la siguiente manera. Se pregunta a un grupo estadísticamente significativo de consumidores que comparen marcas y atributos y luego, por correlación, se infieren los atributos que determinan las diferencias. Existen otros método pero la la idea es que acabemos con una lista de atributos ordenados por su importancia y el grado de asociación de estos con las marcas estudiadas

Una vez tengamos esta información deberemos plasmarla de forma gráfica en nuestros mappings. Para que esto se vea de una forma más clara, vamos a poner un ejemplo.

Imaginemos que estamos trabajando en el posicionamiento de la marca Saaz de Damm,   por tanto no encontramos en el sector de las cervezas en el mercado español y descubrimos que los atributos que tienen en cuenta los consumidores son el precio y la intensidad de sabor, así que nuestro mapa estará formado por esas dos matrices, como se puede observar a continuación. Delimitaremos la competencia a 6 marcas para hacer más inteligible el ejemplo y no tener que realizar un estudio real. Estas marcas serán Voll Damm, Cruzcampo, Mahou, Estrella Damm, San Miguel y  Ambar.

mapping 1Podemos observar que las marcas Mahou, Cruzcampo y San Miguel comparten posiciones muy similares, con lo que es fácil entender que ese mercado está algo explotado y es de difícil entrada. En cambio si observamos el mercado que nos ofrece el cruce de matrices; suave y de high cost, tan sólo observamos a nuestra marca Saaz, que en este caso esta ocupando un hueco del mercado, donde si queremos sacar una nueva marca nos será más fácil posicionarnos, dado que tendremos menos competencia y por tanto más océano azul para nosotros.

Espero que os sea útil este post.

Que tengáis un día genial.

7 preguntas para conocer a tu competencia en Social Media

¡Hola a todo el mundo!

Actualmente me encuentro inmersa en el rediseño del plan de Comunicación y de Social Media de la empresa en la que trabajo y para ello repaso los libros que me hacen aprender más y más sobre ello.

Hoy estaba leyendo el apartado de Benchmarking, es decir, el del estudio de la competencia, en este caso en el ámbito del Social Media y me he dado cuenta que en muchas ocasiones olvidamos esta fase, cuando realmente es de mucho valor, ya que aunque no quiere decir que no vayamos a fallar nunca, conocer los errores y éxitos de los demás nos puede mostrar el camino a seguir o almenos iluminarlo un poco.

El benchmarking en Social Media, definido por Pedro Rojas (@seniormanager) y María Redondo (@mariaredondo), es el estudio comparativo del desempeño en redes sociales de otras empresas similares a la nuestra en tamaño, geografía y estructura. Y como bien dicen ellos, es necesario realizar este estudio antes de plantear cualquier tipo de estrategia, con el objetivo de poder competir con ventaja, sabiendo lo que funciona y lo que no.

Además me gusta el hincapié que realizan sobre el hecho de que no podemos competir contra todos y todo, si no, que cada empresa utiliza las redes sociales con unos objetivos determinados, como podrían ser: darse a conocer, controlar la reputación, reducir los costes de marketing, etc. Y nosotros también debemos escoger para qué vamos a estar presentes en redes sociales, con qué objetivos y cómo vamos a diseñar y ejecutar el plan posterior.

Si hacemos este esfuerzo por conocer a nuestra competencia podremos saber si consiguen notoriedad y si tienen una buena tendencia, además de así poder recopilar ideas para definir nuestra propia estrategia.

 En este apartado, Maria y Pedro comparten una lista de preguntas que deberíamos responder a la hora de estudiar a nuestra competencia en redes sociales, y yo he querido compartir las 7 que me han parecido más interesantes. Así que vamos allá.

1- ¿Están humanizados los perfiles sociales de tus competidores?

2- ¿Son las landing pages (sitios creados para captar bases de datos) lo suficientemente sociales?

3- ¿Están mis competidores generando ventas o tráfico a través de la red?

4- ¿Qué nivel de conversación tienen tus competidores en la red? ¿y qué niveles se están perdiendo?

5- ¿Cuál de tus competidores lidera o está el último en sus esfuerzos en social media?

6- ¿Qué resultados están obteniendo con respecto a los míos?

7- ¿Están los perfiles sociales de tu competencia completos y son coherentes con su marca?

Buscando sobre este concepto he encontrado una frase que creo que nos puede ayudar a entender mejor las ventajas de observar, estudiar y analizar que hacen los demás antes de actuar.

columpio final

Que tengáis un día genial.