Archivo de la etiqueta: becario comunicación

Los 4 pilares del Plan de Social Media

¡Hola a todo el mundo!

Todos los planes deben ser pensados, ya lo dice la propia palabra, deben ser planeados, con una estrategia y unas tácticas para llegar a los objetivos. En muhcas clases de marketing aparecen estos términos y siempre se hace referencia a una famosa obra “El arte de la guerra” de Sun Tzu, que por cierto me voy a comprar en breve y así podré comentar si es lógico que se nombre tantas y tantas veces.

Pues bien, hoy quiero compartir las 4 claves o partes básicas de un Plan de Social Media y que creo que incluso pueden ser útiles para cualquier cosa en la vida que queramos conseguir, como puede ser un proyecto personal, que puede ser montar un negocio o incluso hacer una dieta y conseguirlo. Pues bien, vamos allá con los 4 pilares  de cualquier Social Media Plan.

1. Observación

La etapa de observación se basa en el estudio pre-eliminar, en la fase en qué debemos definir la situación en la que se encuentra la empresa, organización, etc para la que estemos haciendo el plan, se podría comparar a la auditoría.

Durante esta fase lo más importante es conocer lo que se ha hecho en las redes en nombre de la institución y sobre todo conocer cuál es la competencia y qué ha hecho, con el objetivo de ver que es lo que funciona y lo que no, para así evitar problemas por los que otros ya hayan pasado.

Como en cualquier otro plan, como podría ser de comunicación, ventas o marketing, antes de nada debemos definir la situación de la empresa/marca y la del mercado y en este caso, nos centramos en el ámbito online.

2. Operación

La etapa operativa también podría llamarse etapa selectiva, ya que en ella debemos marcar cuáles son nuestros objetivos y como queremos conseguirlos, de qué modo.

En esta etapa deben especificarse los objetivos, las redes que en las que se va a tener presencia y de qué modo, redactar los protocolos de actuación, comunicación, gestión y el de crisis, sobre todo el de crisis. En este apartado también se tendrán en cuenta elementos como los prescriptores, las alianzas, las estrategias de fidelización, etc.

Podríamos decir que esta fase tiene como objetivo definir cómo vamos a conseguir aquello que queremos conseguir.

3.Ejecución

En esta tercera fase y tal y como indica su nombre será cuando llevemos a cabo las acciones del plan, cuando realmente actuemos. Para llevar a cabo las diferentes acciones y realizarlo de un modo eficaz y eficiente es lógico crear workflows de trabajo y seguir las planificaciones que se vayan realizando. Debemos intentar dejar “atado” todo aquello que se pueda, ya que en el ámbito de las redes sociales siempre hay tiempo para lo espontáneo y para situaciones de crisis o de actuación rápida y sin planificar.

4. Evaluación

Y finalmente, pero no por ello menos importante, y además de verdad, encontramos la fase de evaluación en la que como es lógico observaremos los resultados obtenidos con nuestro plan, de los cuales deberemos sacar conclusiones con el afán de mejorar, saber donde hemos fallado y donde podemos hacerlo mucho mejor.

Y no debemos olvidar que existe un quinto elemento, que también podríamos añadir en este cuarto pilar que sería el de evolución y reconstrucción del plan que nos llevaría al primer paso, ya que con el paso del tiempo nuestros planes deben ser renovados. 

fases 4

De manera sencilla y gráfica estos serían los 4 pilares que forman un plan de Social Media

Que tengáis un día genial

Anuncios

Las metas y objetivos en el Plan de Social Media

¡Hola a todo el mundo!

Como en todos los planes y estrategias de comunicación, debemos tener claros cuáles son nuestros objetivos, como decíamos ayer en el post “Sin objetivos ni control, no hay plan” en el mundo del Social Media aún existen muchos errores y confusiones a la hora de determinarlos, pero deben ser la base del plan.

Aunque sea la moda en alza, es posible que nuestra empresa no tenga porqué estar en las redes sociales. Lo primero que debemos hacer es contestarnos porqué debemos y queremos estar presentes en ellas. ¿Para qué vamos a estar presentes en redes sociales? ¿Para qué necesitamos una estrategia de Social Media?

Aunque existen teóricos que definen el Social Media como un mero canal de comunicación, existen otros, con los que comparto la opinión, que afirman que el Social Media precisa de una estrategia, ya que incluye factores tangibles e intangibles, como la creación de emociones, la metodología de protocolos y otros, que son meramente estratégicos de la empresa. Por eso, debe ser una estrategia que trabaje codo con codo con la empresarial, es decir, se derive de ella.

Conseguir followers en Facebook y Twitter acostumbra a ser lo que se desean las empresas, pero muchas veces obvian de dónde son estos, si realmente siguen sus publicaciones, si se acaban convirtiendo en ventas, asistencia a eventos, etc.

Cómo profesionales del Social Media, debemos saber la diferencia entre objetivos y metas.

Las metas, como decíamos en el post anterior, acostumbran a ser objetivos generales que quieren alcanzar la mayoría de empresas, entre ellas pueden estar:

– Aumentar las ventas y el beneficio

– Obtener mayor cuota de mercado

– Obtener feedback de nuestros clientes

– Introducir nuevos productos o servicios en el mercado o incluso penetrar en nuevos mercados

Los objetivos, que podríamos definir como las fitas que nos llevan hacía las metas pueden ser, por ejemplo: (cabe tener en cuenta que cada empresa puede enfocarlo de un modo diferente)

– Incrementar el tráfico a la web

– Incrementar las base de datos

– Aumentar la recepción de leads

– Reducir costes de marketing y publicidad

Creo que esta metodología, presentada por Pedro Rojas y María Redondo en su libro “Cómo preparar un Plan de Social Media Marketing” es una muy buena teoría para poner en práctica y hacer comprender a las empresas en qué consiste todo esto.

Que tengáis un buen día

De la marca identidad a la marca experiencia

¡Hola a todo el mundo!

Hoy vamos a hacer un repaso de la evolución de las estrategias de branding y comunicación.

La personalidad de marca ha evolucionado desde sus inicios hasta la actualidad, y con ella, también lo han hecho los medios de comunicación que difunden esta personalidad.

1 – USP

El producto y su ventaja racional y funcional (¿Qué hace la marca por mi?)

La personalidad de marca surgió de la propia ventaja tangible y racional del producto. Roser Reeves, creador del concepto USP (1960), afirmaba que la publicidad efectiva era la que se centraba en encontrar y difundir un aspecto relevante, una ventaja clara del producto. Esta ventaja debía diferenciar a este producto de todos los de su competencia, debía tener una ventaja nueva o fijarse comunicar un elemento que no se hubiera hecho antes.

2 – Brand Image Theory

La imagen de marca en mi entorno social (¿Qué dice la marca de mi y cómo hace que me sienta?)

Una década más tarde, el maestro David Ogilvy laza la teoría de la imagen de marca, totalmente opuesta a la USP. Ogilvy considera que a la hora de vender, la comunicación debe basarse en la imagen de marca, por encima de sus valores funcionales, y que además la publicidad debe ser de un valor añadido aportando a una percepción de la marca. En resumen, Ogilvy decía que la publicidad debía centrarse en encontrar los significados que los consumidores querían proyectar sobre su personalidad en su entorno social.

3 – Experiental Marketing

Las experiencias que vivo con la marca (¿Qué he vivido con esta marca? ¿Qué día especial me hizo pasar esta marca?)

Más tarde, apareció el modelo de Bernd Schmitt, conocido como Marketing Experiencial. Este modelo se basa en comunicar la marca como experiencia, teniendo en cuenta que el consumo es una experiencia holística, se puede hacer de un modo ecléctico y sobre todo basándose en el ámbito emocional estrictamente.

Con este modelo no basta recoger las experiencias del consumidor con el producto/servicio, si no que la marca debe crear experiencias para sus usuarios, fuera de los medios convencionales. Esta teoría se basa en el análisis exhausto de los Consumer Insights.

Starbucks Coffe es un claro ejemplo de este modelo, con el que se ha creado una marca, que es estrictamente una experiencia, que va mucho más allá de la de tomarse un café.

Un claro ejemplo de este marketing son los flashmobs, tan a la moda hace un par de años y utilizados por grandes marcas internacionales para reforzar sus estrategias de branding. A continuación podemos ver un commercial de la marca Belga VTM, que utilizo este formato, con el que ha conseguido hasta la fecha más de 13.000.000 de visitas.

Y si os fijáis, bailan hasta un trozo de la macarena…

Aunque en muchas categorías sigue siendo fundamental lo funcional, cabe decir que en la actualidad, muchas veces lo que acabamos comprando es confianza.

Espero que os haya gustado esta entrada.

Que tengáis un día genial