No luches por la excelencia. Es más valiosa la mediocridad

¡Hola a todo el mundo!

Espero que de forma muy clara y contundente, este título os haya incitada a ¡La Guerra! y por supuesto a la lucha por lo excelente.

Esta mañana, en la que me he metido un buen madrugón, he vuelto a ojear el libro de Paul Arden “Usted puede ser lo bueno que quiera ser” . He cogido el libro y he querido leer la primera de las enseñanzas, así que he empezado por el principio. Y me ha sorprendido muchísimo que el libro se inicie con un título tan provocador como ¿Por qué luchar por la excelencia si es más valiosa la mediocridad? 

La verdad que ni siquiera me ha dado tiempo a reflexionar sobre el título, que ya estaba leyendo como seguía el pequeño capítulo y Arden sigue lanzando fuego diciendo: “en el mercado hay poca demanda de excelencia. Hay mucha más demanda de mediocridad”.  

Con lo que aún he seguido pensando, Paul, ¿qué te ocurre?, ¿por qué tanto veneno? y rápidamente lo he entendido, ya que Arden sigue afirmando de la siguiente manera: “Y la  verdad es que me alegra que sea así“.

Paul Arden hace una reflexión en la que dice que si el mundo fuera perfecto, fuera excelente, con clientes excelentes, pedidos y trabajos excelentes, empleados excelentes y todo fuera un poco color de rosa y un tanto del mundo de los unicornios; ¿qué podríamos hacer?

¡NADA!

No podríamos mejorar nada. En un mundo de “yupi” reaccionaríamos y diríamos, ¡Que pesadez! quiero aburrirme, así que empezaríamos a hacer las cosas mal, de forma fea y barata. 

Afirma Paul Arden que esa debe ser la naturaleza de un creativo. Una persona creativa debe rebelarse siempre. Eso es lo que hace emocionante su vida, y ellos deben hacer emocionante la vida de sus clientes. 

Y leyendo esta reflexión de Paul Arden, y por supuesto con un café enorme entre mis manos, he pensado en diferentes cosas, muy a mi forma de ser, que es en un principio muy seria y después con humor.

Mi reflexión seria: en mi casa siempre me han educado pensando en la excelencia, como muchos padres, aunque todos somos conscientes de lo difícil que es conseguirla y la disciplina que ésta conlleva.

Aunque creo que es muy difícil ser excelente y casi me atrevería a decir que es imposible, mi manera de pensar en la excelencia es que tendríamos que hacer aquello en lo que creemos, por lo que sentimos pasión y hacerlo desde el fondo del alma, así es como creo que conseguimos la excelencia. Y aunque Arden afirma que existe mucha mediocridad, y muchos de nosotros sabemos que eso es así y que incluso nosotros mismos a veces caemos en esa forma fácil de hacer las cosas, sentirse bien con uno mismo por el trabajo bien hecho (que no implica tan sólo el trabajo en el ámbito laboral), es una forma excelente de vivir la vida.

Mi reflexión con humor: pensando en este mundo fantástico que Arden nos describe en que los clientes son excelentes y piden trabajos que serán realizados con una excelencia suprema he recordado una página de facebook que creo que os hará, como mínimo, sonreír. Se trata de Clientadas, una página que recoge frases curiosas de clientes curiosas. Estoy segura que os sonarán más de una. 

Que tengáis un día genial.

sentirse bien

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s